Reforma fiscal para apoyar la internacionalización de la empresa

La Fundación Impuestos y Competitividad presenta un documento que analiza las cuestiones vinculadas a la fiscalidad internacional y a la competitividad en España. Entre sus conclusiones señalan que la futura reforma fiscal es una oportunidad para dar solución a los retos técnicos y de  aplicación práctica de la fiscalidad internacional.

La Fundación Impuestos y Competitividad, dedicada a la investigación, divulgación y emisión de una opinión independiente en materia de fiscalidad y en la que participan los mayores despachos de asesoramiento fiscal de España, ha presentado el último de sus trabajos que lleva el título “Cuestiones controvertidas en relación con la Fiscalidad Internacional y Competitividad”. El nuevo documento de la Fundación se dio a conocer en un acto que ha tenido lugar en la sede de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y ha contado con la presencia de Diego Martín Abril, director General de Tributos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Pública, Bernardo Soto Siles, jefe del Área Fiscal de CEOE y Alejandro Escoda Montal, presidente de la Fundación.

El informe, coordinado por profesionales de Baker & Mckenzie y Deloitte Abogados, recoge la opinión de los expertos fiscalistas que han participado en los meses pasados en las sesiones de trabajo organizadas por la Fundación y ofrece un diagnóstico de los problemas actuales de la fiscalidad internacional, desde la perspectiva española, y una ambiciosa relación de propuestas de posibles soluciones. Incorpora además un resumen  ejecutivo que constituye una notable radiografía de este ámbito de nuestro sistema tributario.

Entre sus conclusiones han señalado la idoneidad de que la reforma fiscal “otorgue solución a los retos técnicos y de aplicación práctica de la fiscalidad internacional”, ante la creciente exposición internacional de la empresa española. Además destacan que: • El escenario internacional en relación con el Impuesto sobre Sociedades y las demás figuras que configuran la fiscalidad internacional es altamente complejo. Se están planteando debates multilaterales que ponen de manifiesto la inadecuación de los principios de tributación internacional mantenidos históricamente y la necesidad de alcanzar un nuevo consenso internacional. Entre tanto, los países están en un proceso continuado de reforma fiscal que fragmenta los mercados y afecta negativamente la actividad internacional de las empresas. • Más allá de ciertos consensos mínimos, tales como la necesidad de acercar los tipos nominales a los tipos efectivos de gravamen o la tendencia a mantener unos tipos de gravamen en el Impuesto sobre Sociedades no demasiado elevados, existen fuertes discrepancias en relación con aspectos esenciales del impuesto como, por ejemplo, la atribución de beneficios a las distintas fases del ciclo de generación de valor cuando se realizan en diversos territorios, o el gravamen de las rentas generadas en los nuevos modelos de negocio derivados del comercio electrónico.

Hay que señalar que la Fundación Impuestos y Competitividad defiende desde 2011 la necesaria revisión, innovación y mejora de la regulación y aplicación práctica de los sistemas fiscales de España y de la Unión Europea, en beneficio de la competitividad de ambas economías, sobre la base de la investigación, conocimiento y divulgación de los sistemas fiscales tributarios internacionales, colaborando activamente con las autoridades económicas, financieras y fiscales de las Administraciones Públicas y Organismos supervisores españoles y de la Unión Europea, y favoreciendo la apertura de relaciones de los sectores públicos y privado españoles con el exterior.

Su Patronato está formado por Baker & McKenzie, Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, Deloitte Abogados, EY Abogados, Garrigues, KPMG Abogados, PwC Tax & Legal Services y Uría Menéndez.

Nota articulo publicado originalmente en:

Lawyer Press

Legal Today