Primera Conferencia: “La reforma del sistema tributario – su análisis desde la perspectiva de la empresa y el objetivo de la competitividad”

Madrid, octubre de 2013.-La Fundación Impuestos y Competitividad reunió el pasado mes de octubre de 2013 a varios expertos en Derecho Tributario en la sede de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE para discutir los diferentes aspectos que contempla la reforma actual del Sistema Tributario español. Esta conferencia pertenece al ciclo sobre La reforma del sistema tributario: su análisis desde la perspectiva de la empresa y el objetivo de la competitividad”, organizado por la Fundación.

Abrieron el acto D.Iñigo Navarro Mendizábal en representación de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE y D. Mario Lara Sanz, socio de PwC, en su calidad de presidente de la Fundación Impuestos y Competitividad, quien recordó que el objetivo principal de la Fundación, cuyos patronos son ocho de las mayores firmas de servicios jurídico tributarios de España, es la revisión, innovación y mejora del ordenamiento y la práctica tributarias de España y la Unión Europea, en beneficio de la competitividad de la economía española y de la Unión Europea.

El acto contó con tres ponencias y un debate final. La primera parte de la charla se centró en “el marco internacional: el equilibrio entre la consolidación fiscal y la competencia fiscal internacional” y estuvo a cargo de D. César García Novoa, catedrático de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad de Santiago de Compostela. García Novoa ha comentado la cabida dada por el Tribunal Supremo en nuestro ordenamiento jurídico al denominado “derecho blando” (“soft law”), uno de cuyos exponentes son las resoluciones de la OCDE , y  ha criticado abiertamente la interpretación dinámica de los Convenios para evitar la doble imposición internacional seguida por nuestros tribunales en casos reseñables, como las Sentencias Roche u Oracle.

Dentro del enfoque general ha reseñado como la presión de la competencia fiscal internacional forma también parte del marco internacional al que debe atender la reforma del sistema.

En cuanto a medidas que debería incorporar la futura reforma ha citado, por un lado, la obligada incorporación de los criterios en materia de precios de transferencia de la Guía de la OCDE de 2010, la reducción del tipo impositivo del impuesto sobre sociedades y la necesidad de mantener el incentivo a la internacionalización de la empresa española, que admite la posibilidad de crear sucursales o filiales, e incluso reconocer el derecho al aprovechamiento de los regímenes fiscales más beneficiosos. Y, por otro, posibilitar la mejora del tratamiento de los trabajadores desplazados y la revisión del régimen de impatriados, la mejora del tratamiento del patent box, efectuando una visión crítica de la reforma introducida con la Ley del emprendedor, y revisar las medidas de restricción de la deducibilidad de los gastos financieros, modificando el criterio de determinación del EBITDA, y
acogiendo la fórmula alternativa de la propuesta LODIN.

La segunda ponencia vino de la mano de D. Juan López Rodríguez, doctor en Derecho e Inspector de Hacienda del Estado,
quien habló sobre “la unión Europea, las exigencias de armonización fiscal y convergencia y los imperativos de la crisis”. López ha efectuado un amplio análisis de los condicionantes de índole comunitaria en cuanto a los distintos impuestos, considerando necesario el incorporar a nivel de la Ley General Tributaria una adecuada regulación de dichos condicionantes sobre el conjunto del sistema.

De otro lado, ha diagnosticado el actual sistema tributario como insuficiente en el aspecto recaudatorio, ineficiente por su excesivo gravamen a los factores productivos  en comparación con la fiscalidad soportada por el consumo, y no neutral por la abundancia de incentivos y reducciones.

Como medidas concretas de reforma ha respaldado en el IVA la revisión de los tipos reducidos y superreducidos; y el incremento de la tributación medioambiental (en particular en el tratamiento del agua,   algún
incremento de los impuestos especiales  y una revisión del impuesto municipal sobre vehículos desde parámetros de índole medioambiental). En cuanto al IRPF e I. Sociedades propugna la supresión de incentivos y beneficios (como la adquisición de vivienda o las previstas para planes de pensiones) y además el incremento del gravamen patrimonial, menos perjudicial para el crecimiento económico.

En referencia al problema de la lucha contra el fraude, otro de los objetivos irrenunciables de la reforma, destacó la necesidad de dotar a la Agencia Tributaria española de mayores medios para este fin, ya que en comparación con otros países, la Agencia Tributaria cuenta con recursos escasos para esta actividad.

El turno de ponencias finalizó con D. Roberto Fernández Llera, economista y doctor por la Universidad de Oviedo, quien trató sobre “la estructura territorial del Estado, la fiscalidad autonómica y local”. En relación con ello, Fernández Llera puso de relieve la asimetría existente en el sistema actual que adolece de un gran desequilibrio causado por la disparidad  en el reparto de los ingresos y los gastos públicos entre el Estado y las Comunidades Autónomas.

Fernández Llera defendió la necesidad de profundizar en la autonomía tributaria de las Comunidades Autónomas y en la corresponsabilidad fiscal por parte de las mismas con un doble límite infranqueable: el mantenimiento de la unidad de mercado y el respeto a la normativa de la UE. Con este fin, reflexionó sobre la posibilidad de que la Administración Central del Estado establezca unas bases mínimas armonizadas en relación con los impuestos en los que las Comunidades Autónomas tengan capacidad normativa, asegurando así una deseable homogeneidad en los regímenes tributarias de las distintas Comunidades.

En relación con las haciendas locales, Fernández Llera manifestó que la crisis ha agravado la insuficiencia financiera endémica del sistema que viene de lejos.

Entre las medidas más destacadas en el ámbito tributario, el economista mencionó el fortalecimiento del Impuesto sobre Actividades Económicas para gravar las rentas de actividades económicas, ya que este impuesto ha sufrido una amplia desfiscalización en los últimos años, y se manifestó a favor del gravamen sobre los grandes patrimonios, en especial los ociosos . Desde el punto de vista hacendístico, Fernández Llera reflexionó sobre la posibilidad de que  el Estado ceda a los Ayuntamientos de más de 20.000 habitantes una parte de la recaudación de los principales impuestos (IVA, IRPF, etc.)

Una vez finalizadas las ponencias, ha tenido lugar la mesa debate, que ha contado con la presencia de los tres ponentes, de Doña Pilar González de Frutos en representación de CEOE, y de tres representantes del patronato
de la Fundación: D. Federico Linares (Ersnt&Young Abogados), Ricardo Gómez Barreda (J&A Garrigues) y D. Miguel Cruz (PwC Tax & Legal Services) .

D. Federico Linares defendió la necesidad esencial de que la reforma arroje un sistema tributario
que refuerce la seguridad jurídica mediante la estabilidad normativa. En particular apuntó que el modelo actual del Impuesto sobre Sociedades está obsoleto, en crisis y necesita una reforma integral que, en el caso de los
grupos radicados en España con proyección internacional, permita ampliar las bases imponibles del impuesto tributables en España, capturando bases generadas en otros países mediante el refuerzo de figuras como el “Patent Box” los Acuerdos Precios de Valoración en relación con los precios de transferencia, etc, pero sin aumentar en términos globales la tributación sobre las empresas.

Por su parte, D. Miguel Cruz apuntó la ausencia de un debate social previo, serio y riguroso en torno a la reforma integral del sistema tributario español, tal y como existe en otros países, como es el caso del Informe Mirrlees
en el Reino Unido. Apuntando, por otro lado, como la reforma en España parece estar intervenida o marcada por las recomendaciones recibidas desde la UE.

D. Ricardo Gómez Barreda apuntó la necesidad de cuestionar el mapa local y autonómico español con más de
8.000 municipios y 17 Comunidades Autónomas respectivamente en el marco de la reforma del sistema tributario, todo ello en beneficio de la competitividad y la unidad de mercado y la reducción de las distorsiones que genera la competencia fiscal interna entre los distintos territorios. Resaltando como los ciudadanos y las empresas no entienden las desigualdades.

Y,  por último, Dª Pilar González de Frutos agradeció la invitación por parte de la Fundación y al tiempo de clausurar el acto  anticipó que CEOE está trabajando en una serie de recomendaciones en el marco de la reforma del sistema tributario en España, enfatizando que la reforma no puede en ningún caso frenar u obstaculizar la expansión internacional de la empresa española o, a la inversa, la llegada de inversiones extranjeras. Y, en materia de fiscalidad autonómica y local, exigiendo que el Estado cumpla las competencias que el ordenamiento le atribuye y haga compatible el ejercicio de las competencias tributarias de las comunidades autónomas y las corporaciones locales con las exigencias del mercado único.

 Acceda al contenido de las ponencias:

Programa de la Primera Conferencia

Ponencia de Cesar Garcia Novoa El marco internacional

Ponencia Juan López Rodriguez El contexto Europeo

Ponencia de Roberto Fernández Llera Estructura territorial