Presente y futuro de la imposición sobre el beneficio empresarial

El 10 de Julio de 2019, en la sede del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales tuvo lugar la presentación del estudio promovido por la Fundación Impuestos y Competitividad en relación con el Impuesto sobre Sociedades, bajo el título de Imposición sobre el beneficio empresarial: evolución reciente, perspectivas de futuro.

El acto estuvo presidido por Dª Ana Sánchez Lamelas, subdirectora del mencionado Centro, D. Maximino Linares Gil, Presidente del Patronado de la Fundación, y por D. Jesús Gascón Catalán Director de la AEAT. Gascón Catalán inauguró el acto con unas reflexiones sobre los problemas actuales en torno a la tributación de las sociedades, señalando las dificultades técnicas para el logro de acuerdos de amplio espectro, tanto en el marco de la UE en relación con las propuestas sobre BICIS y BICCIS, como en el marco inclusivo y de la OCDE, en relación con los nuevos criterios de conexión y reparto de la soberanía fiscal. Asimismo, ahondó en los aspectos de gestión de esta figura, apuntando que la entrada en vigor de la DAC 6 probablemente conllevaría un nuevo diseño de gobernanza fiscal por parte de las empresas y recalcando que una gestión en manos de Administraciones nacionales con normas nacionales, frente a grupos empresariales multinacionales arrojaba un balance de dificultades e ineficiencias.

En este contexto, se sugirió la necesidad de explorar nuevas vías de solución de los conflictos, apoyando las APAS bilaterales o multilaterales, así como la posibilidad de actuaciones de comprobación conjuntas entre distintas Administraciones, aplaudiendo iniciativas en el terreno del modelo de relaciones cooperativas tal y como el denominado ICAP (International Compliance Assurance Programme).

La presentación del libro editado por la Fundación es reflejo de un proyecto desarrollado durante los últimos meses, –con el respaldo de las Fundaciones de la AEB, de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid y de las Cajas de Ahorro – gracias al trabajo de una notable relación de colaboradores ligados a los patronos de la Fundación o procedentes de los ámbitos académico y de la Administración, se produjo mediante dos mesas consecutivas.

La primera, moderada por D. Ignacio García Alonso (DELOITTE),  contó con la participación de D. Juan Zornoza Pérez, Catedrático de Derecho Financiero y Tributario (UAM), D. Ignacio Ucelay  Sanz (BAKER McKENZIE), D. Ignacio Quintana Elena (PwC)  y D. Iñigo Alonso Salcedo (EY) y expuso las grandes líneas de la primera y segunda parte del trabajo, desarrolladas en un total de 10 capítulos.

La valoración general resultante del análisis retrospectivo y del régimen actual del Impuesto sobre Sociedades remarcó que su evolución durante los últimos años y las novedades de su regulación han tenido un peso notable el intento de contribuir a la consolidación fiscal; con numerosas reformas en ese sentido. Se tratan de soluciones lógicas, desde la consideración global de la crisis presupuestaria pasada, pero que en su conjunto han afectado significativamente al régimen en vigor, generando situaciones de gravamen no siempre coherentes con la existencia de beneficios contables, hasta el punto de suscitar en ocasiones dudas sobre su constitucionalidad; esencialmente, por conllevar al gravamen fiscal sin atención a la efectiva capacidad contributiva de las empresas, pero también por introducir discriminaciones de trato en consideración al volumen de ingresos.

En la valoración del régimen actual, se hizo especial hincapié en las cuestiones abordadas por las Directivas de la UE, ATAD 1 y ATAD 2, que aspiran a armonizar la implantación entre los Estados Miembro de las soluciones propuestas por el Plan de acción BEPS; insistiendo en que la legislación ya existente en España hace obligados pocos cambios para asegurar la transposición de las normas de la UE. De esta forma, se entiende recomendable que allí donde los “estándares mínimos” impuestos por la UE sean menos gravosos que las soluciones de la Ley 27/2014 se modifique nuestra regulación buscando mejorar la competitividad de nuestras empresas.

La segunda mesa, moderada por D. José Manuel Bunes de Ibarra (DELOITTE), estuvo compuesta por Dª Silvia López Ribas (Subdirectora de Fiscalidad de las Personas Jurídicas de la DG de Tributos), D. Eduardo Sanz Gadea (Inspector de Hacienda del Estado, jubilado), D. Juan López Rodríguez  (TAXUD) y D. José Ignacio Box García (DELOITTE), trató de abordar las propuestas de futuro en relación con el gravamen del beneficio empresarial, objeto de estudio en la parte tercera del libro – capítulos XI a XVII.

En su desarrollo, se repasaron las principales propuestas de la UE y la OCDE, con particular atención a las más recientes sobre el denominado primer pilar, centrado en la revisión de los criterios de distribución de las potestades tributarias entre Estados, y el segundo pilar, para la solución de los demás problemas denunciados por el Plan BEPS y el aseguramiento de una tributación mínima para los grupos empresariales multinacionales. Finalizando con algunas reflexiones sobre las posibles soluciones de imposición mínima global, que desde la óptica doctrinal o desde las instancias internacionales se vienen barajando últimamente con notable insistencia.